Wilfredo Torres

 

Cada mañana cuando despierto mis primeros pensamientos son para todas las teorías de como surgió el universo, los planetas, la especie humana, etc.

 

Creo y perdonen mi falta de cultura (si es que tengo alguna) que todas son solo eso. Un grupete de teorías que tratando de explicar lo inexplicable de nuestra existencia lo que han hecho es embrollarla más.

 

¿Que es el famoso bigbang? No me explico como de una explosión surgió todo lo que somos y nos rodea. Pero bueno ¿y que había antes del bigbang? ¡Sorpresa! Nadie sabe y personalmente les aseguro que creo nadie podría saber. Si alguien por una de esas casualidades del destino hubiera estado presente para contarlo lo más seguro es que hubiera reventado como un siquitraque.

 

¿Y entonces? ¿Estamos solos en el universo? Esa es una pregunta para bobos y a mí no me embute con una mentira nadie. Tendríamos que tener los terrícolas muy mala suerte para estar solitarios en esta vaina al que llaman universo.

 

¿Y los huecos negros…? ¿Qué es eso? Es como quitarle el tapón a una bañadera llena de agua churriosa y que todo se vaya al carajo. Es muy difícil entender tantas teorías tratando de explicar algo totalmente inexplicable.

 

La teoría de la evolución… ¡Puafff! Otra teoría que me da pesadillas…Todas esas historias de dinosaurios que estiraron la pata y que después vino un mono que se puso de pie y empezó a caminar y camina y camina y se regó por todo el planeta dejando a negros, chinos, árabes, blancos, esquimales, patagonios, patagonias y para colmo cubanos regados por ahí no tiene sentido.

 

La religión y la política. Yo personalmente y por consejo aconsejado por mis padres y con el fin de evitarme problemas en la vida respeto todas las religiones y corrientes ideológicas y por ende las personas que las ejercen. Yo soy un católicoagnóstico y un político apolítico. Definiciones algo extrañas, pero que me cae como anillo al dedo por toda mi formación ecléctica. Soy como un Frankenstein alfabetizado (estoy hecho a pedazos y fragmentos de discursos, himnos, consignas, letanías, rezos, frases de amor y mil disparates). Pero a pesar de mis defectos para mí es un facilismo decir que todos este lio que nos rodea ha sido creado por un ser superior. No. Esa no me la paso. Creo a decir verdad que ese ser superior es la naturaleza, la fauna, el humano y las leyes de la naturaleza que confieso también es otro rollo inmenso.

 

Los científicos plantean que la forma de vida humana en ningún otro planeta visible (se refieren a planetas a miles de años luz) se puede encontrar. Y ahí como caballo desbocao viene mi pregunta:

 

¿Quién dice que todas las formas de vida deben de responder a criterios idénticos? ¿Porque no puede haber formas de vida diferentes? Vainas tras vainas. Una conspiración. Vamos piensen. No sean borregos.

 

No seremos la humanidad el negativo de otra civilización a la que podríamos llamar los positivos. No estaríamos en otra dimensión de la cual existirían tantas como en un calidoscopio y también en caso de pensar desde un punto de vista religioso no sería la tierra el infierno al que tanto se refieren en distintos pasajes bíblicos. Porque quien me discute que nuestro planeta es un infierno. Guerras, enfermedades, hambrunas, etc. ¡El copón divino!

 

Yo no me trago nada de eso y estoy convencido de que somos insignificantes ante tanta grandeza indescriptible. Para mis todos estamos en posiciones equivocadas y deformamos nuestras realidades y existencias. ¿Cuál es el camino correcto? ¿ Me lo puede indicar un religioso, un político o tal vez un científico? No sé. Pero lo que sí sé es que estamos muy jodidos y eso es lo que pienso al despertar en la mañana.

 

¡Maldito el bigbang y el bangbin! Maldita la evolución y maldito yo por escribir lo que pienso al despertar… aunque después se me pase… disculpen.